¡Vamo' a platicarlo! Sony y Paramount firman un acuerdo de confidencialidad que permite iniciar conversaciones sobre una inminente venta


Sony ha firmado un acuerdo de confidencialidad con Paramount Global, una medida que le dará acceso a todos los libros necesarios para proseguir con las negociaciones, según informa Deadline.

Anteriormente, tanto Sony como el gran inversor Apollo habían presentado una oferta preliminar de $26.000 millones de dólares, pero lo que se baraja ahora no es eso, sino algo más reducido. En cualquier caso, es necesario hacer un balance antes de seguir adelante.

El acuerdo de confidencialidad llega dos semanas después de que la negociación exclusiva de un mes de Paramount con Skydance, de David Ellison, terminara sin acuerdo, aunque la productora independiente seguía interesada.

Después de que pasaran unas semanas sin un acuerdo de confidencialidad de Sony, se especuló con que su interés estaba disminuyendo al considerar los importantes obstáculos reglamentarios, y eso es posiblemente lo que está en juego en la búsqueda de un trato diferente.

Sony solo desea el estudio. Algunos agentes del sector creen que Apollo quiere sobre todo el lote de los estudios como negocio inmobiliario. Es posible que haya que vender los activos de televisión de Paramount Global en CBS. Sony quizás no pueda poseerlos en virtud de la normativa sobre propiedad extranjera, y es posible que no quiera hacerlo. Tal y como están las cosas, las actuales participaciones de Apollo en las emisoras la situarían por encima del límite de emisión establecido por el Congreso.

Hollywood valora el lote y respalda a Ellison, aunque algunos cuestionan la valoración de alrededor de $5.000 millones de dólares que se ha dado a la empresa como parte de una propuesta de acuerdo en dos fases. Skydance declaró que su última ampliación de capital en otoño de 2022 la valoró en más de $4.000 millones de dólares. Una fusión de dos estudios prevista en un acuerdo con Sony es, por supuesto, impopular en el pueblo que vio cómo se reducía el tamaño cuando Disney adquirió 20th Century Fox. Combinar otros dos estudios también plantea un riesgo regulatorio.

Los accionistas de Paramount Global, por su parte, odian en cierto modo el acuerdo con Skydance, ya que deja a la empresa en bolsa y la mayor parte de los ingresos van a parar a Redstone para que adquiera su participación de control. Ellison, respaldado por RedBird Capital de Larry Ellison y Gerry Cardinale, endulzó la situación ofreciendo comprar algunas acciones a los accionistas comunes. No les apaciguó y no es seguro que nada lo haga. Tampoco está claro si tienen motivos para demandar, ya que llevan amenazando con emprender acciones legales desde el primer día. El acuerdo con Skydance mantendría la empresa unida al menos al principio e inyectaría capital fresco en una empresa muy endeudada. Jeff Shell pasaría a dirigir la empresa bajo las órdenes de David Ellison.

A los accionistas les ha encantado la oferta de compra en efectivo de $26.000 millones de dólares de Sony-Apollo. Será interesante ver qué pensarán ahora que ya no está sobre la mesa.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.