Empleados de Pixar crítican a Disney por censurar sus películas


En una exclusiva del sitio web Variety, los empleados del estudio de animación Pixar protestaron a través de una carta en respuesta a las constantes restricciones de tener personajes LGBT y el apoyo de la Walt Disney Company sobre el proyecto de ley "Don't Say Gay" (No Digas Gay) del estado de Florida de Estados Unidos, que fue aprobada esta semana.

Esta carta también es una respuesta al memorando enviado a los empleados de Disney por el director ejecutivo Bob Chapek el lunes con respecto a su respuesta a la legislación recientemente aprobada del proyecto de ley "Don't Say Gay". En el memo, Chapek afirma que el "mayor impacto" que la empresa puede tener "en la creación de un mundo más inclusivo es a través del contenido inspirador que producimos".

La carta de Pixar explica que, esa afirmación contradice la experiencia de los empleados de tratar de crear contenido con afecto entre personas del mismo sexo aprobado por los ejecutivos de Disney. Dicha respuesta de los empleados del estudio resulta ser una sorpresa para varios, no por su contenido, sino por ser una crítica abierta del impacto de las decisiones creativas de la empresa.

Hasta la fecha, el aclamado estudio de animación solo ha incluido unos puñados de personajes LGBTQ en sus producciones. Entre ellos, el controversial personaje de la película "Unidos", una policía ciclope llamada Spectre cuya participación se limitó a una escena y el protagonista del cortometraje "Out" en Disney+, que trata de un hombre gay que lucha por salir del armario con sus padres. 

Los empleados de Pixar hacen referencia a ese memorando interno del estudio y afirman que "ni siquiera se les permite crear" el contenido inspirador que Chapek promocionó como la base de la respuesta de Disney. 

En respuesta a las críticas, durante la reunión de accionistas de Disney, Chapek prometió donar $5 millones de Disney al grupo de defensa LGBTQ+ "Human Rights Campaign", sin embargo, eso también resultó contraproducente después de que el grupo rechazó la donación hasta que "se tomen medidas significativas para combatir" la nueva ley de Florida. 

El reclamo de censura por parte de los empleados de Pixar también condena al ex director ejecutivo Robert Iger, quien supervisó la compra de Pixar por parte de Disney en 2006 y salió de la compañía en diciembre de 2021.

La carta de los empleados también exige que Disney retire el apoyo financiero de todas las legislaturas que apoyaron el proyecto de ley "Don't Say Gay" y "tome una posición pública decisiva" contra la legislación y proyectos de ley similares en otras partes del país.

Algunos usuarios de las redes sociales también criticaron a otras compañías que también donaron para aprobar el proyecto, como NBC Universal, AT&T, DreamWorks e Illumination.

La carta fue compartida por el periodista Judd Legum vía Twitter. Puedes leer aquí el comunicado completo:

Una declaración al liderazgo de los empleados LGBTQIA+ de Pixar y sus aliados

Escribimos porque estamos decepcionados, heridos, asustados y enojados. Con respecto a la participación financiera de Disney con los legisladores detrás del proyecto de ley "Don't Say Gay", esperábamos que nuestra compañía se presentara por nosotros. Pero no fue así.

El correo electrónico del lunes, “Nuestro compromiso inquebrantable con la comunidad LGBTQ+”, sonó hueco. Comenzó con la afirmación de que Disney tiene una larga historia de apoyo a la comunidad LGBT, pero los parques de Disney no organizaron oficialmente su parada de orgullo hasta 2019, solo en París. Disney tiene un historial de cerrar eventos del Orgullo creados por fanáticos en los parques, incluso eliminando parejas del mismo sexo por bailar juntos en la década de 1980. Además, Disney comenzó a capitalizar el Orgullo LGBTQ+ en 2018 con The Rainbow Mickey Collection (mientras restaba importancia a términos de la comunidad y ni siquiera presentaba piezas explícitamente LGBTQIA+ como pines de la bandera del Orgullo hasta 2021). Con este fin, se siente terrible ser parte de una empresa que gana dinero con mercancía sobre el Orgullo cuando elige "dar un paso atrás" en los momentos de mayor necesidad, cuando nuestros derechos están en riesgo.

La segunda afirmación decía que "las declaraciones corporativas hacen muy poco para cambiar los resultados o las mentes". Sin embargo, el mismo correo electrónico que hacía este reclamo se abrió con una declaración corporativa sobre la situación actual en Ucrania. Ocho días después de que Rusia invadiera Ucrania, Disney detuvo el estreno de películas cinematográficas en Rusia y anunció: “Tomaremos futuras decisiones comerciales en función de la evolución de la situación”. Tras el asedio a la capital en 2021, Disney detuvo todas las donaciones políticas a los miembros del Congreso que se habían opuesto a los resultados de las elecciones presidenciales. En 2016, Disney le dijo al estado de Georgia: “Planearemos llevar nuestro negocio a otro lugar en caso de que cualquier legislación que permita prácticas discriminatorias se convierta en ley estatal” en respuesta al controvertido proyecto de ley de Libertad Religiosa. Al tomar una posición, Disney afectó directamente el resultado legislativo en Georgia. Se ha demostrado que las declaraciones corporativas de Disney pueden y marcan la diferencia.

Finalmente, llegamos al impulso del contenido como respuesta. En Pixar hemos sido testigos personales de hermosas historias, llenas de diversos personajes, que regresan de las revisiones corporativas de Disney reducidas a migajas de lo que alguna vez fueron. Casi todos los momentos de afecto abiertamente gay se cortan a instancias de Disney, independientemente de cuándo haya protestas tanto de los equipos creativos como del liderazgo ejecutivo de Pixar. Incluso si crear contenido LGBTQIA+ fuera la respuesta para arreglar la legislación discriminatoria en el mundo, se nos prohíbe crearlo. Más allá del "contenido inspirador" que ni siquiera se nos permite crear, requerimos acción.

Hacemos un llamado a los líderes de Disney para que retiren de inmediato todo el apoyo financiero de los legisladores detrás del proyecto de ley "Don't Say Gay", para denunciar públicamente esta legislación y reparar su participación financiera. Si bien firmar para donar a HRC es un paso en la dirección correcta, la reunión de accionistas del miércoles dejó en claro que esto no es suficiente. A lo largo de la reunión de accionistas, Disney no adoptó una postura firme en apoyo de la comunidad LGBTQIA+, sino que intentó aplacar a "ambos lados" y no condenó los mensajes de odio compartidos durante la parte de preguntas y respuestas de la reunión. Esto no es lo que significa “apoyar inequívocamente a nuestros empleados LGBTQ+, sus familias y sus comunidades”.

La decisión de Disney de honrar los valores de su empresa ha cambiado el curso de la legislación en el pasado. Si Disney es fiel a sus valores, tomará una posición pública decisiva contra la legislación discriminatoria que se está produciendo en Florida y ofrecerá un apoyo tangible a las comunidades LGBTQIA+ afectadas por la legislación intolerante que se extiende por todo el país. Oponerse a este proyecto de ley en Florida y a proyectos de ley similares en Carolina del Sur, Arizona, Virginia y Tennessee. Oponerse a la legislación transfóbica en Texas, Iowa, Utah, Kansas, Indiana, Louisiana, Missouri y Alabama. Muchos grupos odiosos están intentando erradicarnos a través de la legislación; necesitamos que nos apoye por completo, no con palabras vacías.

Este asunto no es algo que pueda esperar hasta Reimagine Tomorrow en abril o el Mes del Orgullo en junio. Este asunto debe abordarse ahora. Esto es urgente. El 42 % de los jóvenes LGBTQIA+ consideraron seriamente el suicidio en 2021, incluida más de la mitad de los jóvenes transgénero y no binarios, siendo un factor importante la falta de apoyo que permiten estas legislaciones discriminatorias. Disney afirma preocuparse por el bienestar de los niños, pero apoyar a políticos como este perjudica directamente a una de sus audiencias más vulnerables. Hay vidas en juego y el apoyo de Disney podría salvar esas vidas.Todavía tenemos más trabajo por hacer”, decía su correo electrónico. Este es ese trabajo.

Firmado con orgullo,
Los empleados LGBTQIA+ de Pixar y sus aliados

Morde Gumball

Redactor y columnista en TVLaint.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.