Dragon Ball Super fue denunciada en Argentina por violencia simbólica tras emisión por Cartoon Network


La retransmisión de la serie en Toonami y las repeticiones en su horario matutino fueron quitadas abruptamente de la programación de Cartoon Network Latinoamérica el pasado mes de julio, y podría haber una razón detrás de esto.


El portal argentino La Capital reportó en estas últimas horas que el anime Dragon Ball Super recibió una denuncia en el país por violencia simbólica, realizada por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, a la Defensoría del Público de la Nación.


Específicamente, se notificó que el episodio 91 de la serie, llamado ¡¿Qué Universo sobrevivirá?! ¡Los guerreros más fuertes se reúnen! "reproduce el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menor, en un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña", según el comunicado escrito y presentado por la ministra Estela Diaz, la subsecretaria de Políticas contra las Violencias Flavia Delmas y la directora provincial de Planificación y Gestión Comunicacional, Lucía García Itzigsohn.


En la escena que alertó a este conjunto, Roshi le pide a Yamcha que le permita utilizar los "servicios" de Puar, su mascota mágica, la cual puede transformarse físicamente. Allí le aclara que lo que quiere es “que se convierta en una hermosa jovencita”. Y se justifica diciendo “mi punto débil son mis pensamientos pervertidos que deseo superar”. Mientras tanto, Woolong cuenta otra situación de abuso que sufrió por parte del hombre. 


Puar no se muestra muy convencido, pero Yamcha le dice que “se trata de una petición del Maestro Roshi”. Posteriormente, este recibe abusos sexuales de su parte mientras suplique que se le deje en paz, a lo que Roshi responde “no tengo control sobre mi cuerpo”.



El Maestro Roshi, desde la primera serie de Dragon Ball, siempre fue establecido como un personaje pervertido con intenciones de ver y manosear a otras chicas sabiendo que estas reaccionarían negativamente, así como de mirar revistas para adultos. Aunque en realidad es buena persona, siendo quien entrenó a Gokú y a Krillin cuando eran niños y quien logró que Ten Shin Han eligiera el buen camino. No obstante, siempre generó este tipo de polémicas y/o censuras, y esta vez no fue la excepción.


Casualmente, dos episodios atrás de la misma serie, en el 89 titulado ¡Una misteriosa belleza aparece! ¡¿Los dojos del estilo Ten Shin guardan un secreto?!, Roshi hace de las suyas nuevamente con una jovencita llamada Yurin. No obstante, este episodio sí recibió cortes en la región y, en algunas repeticiones, era directamente omitido por el canal.



El comunicado establece la preocupación sobre la emisión de este tipo de contenidos en un canal infantil como Cartoon Network, que es visto en Argentina por niños de 4 a 11 años (según datos de IBOPE) y, teniendo en cuenta el target al que va dirigida la emisora, los padres no controlan qué tipo de programas muestran al aire. En sus propias palabras: "al tratarse de un canal instalado como referencia en contenidos destinados a la niñez y de gran alcance regional, no se realiza una supervisión exhaustiva por parte de las y los adultos a cargo, quienes depositan su confianza en los criterios de programación de los contenidos para esta franja etaria".


Tras la denuncia, la Dirección de Análisis, Investigación y Monitoreo de la Defensoría identificó que el capítulo contiene efectivamente una escena de abuso y sometimiento por parte de un varón adulto mayor hacia una adolescente, y consideran que el mismo "vulnera los derechos de niñas, niños y adolescentes".

Tanto Cartoon Network como WarnerMedia reconocieron los señalamientos de las audiencias, y manifestaron gran preocupación por la emisión del capítulo, aceptando el error en la secuencia de programación ocurrido dentro de los procesos habituales que realiza la señal para evaluar la pertinencia y calidad de los contenidos a emitir. Al mismo tiempo, informaron sobre las medidas tomadas a partir de este hecho, entre las cuales señalaron la decisión de sacar la tira completa del aire de momento. A su vez manifestaron que se procederá a editar no sólo el capítulo objetado sino la totalidad de la serie, por si en un futuro se decidiera regresarla a la pantalla.

Dragon Ball Super fue emitida en Cartoon Network desde el 2017, abandonando de forma sorpresiva la grilla el pasado viernes 23 de julio, fecha que fue su última transmisión tanto en la programación regular (donde Argentina era el único país en el que el anime aún formaba parte), como del bloque nocturno Toonami, donde fue reemplazado por Capitán Tsubasa

De todos modos, la franquicia de Dragon Ball sigue presente en el canal hermano de la empresa, Warner Channel, dirigido a una audiencia más adulta, con la reciente emisión de la serie Dragon Ball Z Kai y, en este mes de septiembre, las clásicas películas de Dragon Ball Z.

Este caso es similar a las denuncias que se realizaron en Chile hacia el bloque de Adult Swim que pasaba en Cartoon Network en su momento, el cual posteriormente abandonó la programación.

Nopales

¯\_(ツ)_/¯

6 comentarios:

  1. Otro día normal en peronía, señores :)

    ResponderBorrar
  2. el pais se va a la mierda, dia tras dia

    ResponderBorrar
  3. Otro desastre. De paso de dice que esa escena estuvo censurada en sus repeticiones, pero si la Republica de Argentina vio la escena en cuestión, parece que dicha escena se vio por todas las veces que se emitió el capitulo, raro porque normalmente a Cartoon Network se despista un poco con aplicar censura o no (revisa un material como por segunda vez y lo censura). Si hasta la empresa WarnerMedia LA le preocupa eso, será interesante ver lo que pasara después con la transmisión de la franquicia. Ya va a ser imposible de emitir las primeras dos entregas de la serie Dragon Ball.

    ResponderBorrar
  4. "¡Lo hicimos, Patricio! ¡Salvamos a la juventud actual!"

    ResponderBorrar
  5. Hasta ahora se dan cuenta de que Dragon Ball es pervertido?

    ResponderBorrar